Los peligros del verano

Muchos somos (nosotros incluidos) los que esperamos que llegue el verano para poder disfrutar de la playa, la piscina o de las vacaciones. Sin embargo, para nuestras mascotas el verano presenta ciertas adversidades.

El calor
Sus patitas
Picaduras

El calor

El verano se caracteriza por ser una estación en la que nuestro hemisferio se encuentra más perpendicular a los rayos del Sol y a consecuencia las temperaturas son más elevadas.

¿Qué problemas provoca el calor en nuestra mascotas?

Tanto perros como gatos toleran menos la altas temperaturas que los humanos, puesto que son incapaces de regular su temperatura a través de la piel, a diferencia de nosotros ellos son incapaces de sudar, su forma de termoregularse es tan solo a través de las almohadillas de las patas o jadeando.

El principal problema durante estos meses del año es el golpe de calor. La temperatura corporal de un perro es normalmente de 39°C, durante un golpe de calor su temperatura puede superar los 42°C.

¿Cómo evitar un golpe de calor?

En realidad no es muy complicado y basta con seguir el sentido común, pero hay que tenerlos en cuenta puesto que a causa de un golpe extremo de calor nuestra mascota podría fallecer.

  • Disponer siempre de agua fresca, para eso es importante cambiar el agua varias veces al día.
  • Evitar salir a pasear en las horas de más calor, popularmente se cree que esta hora son las 12:00 porque es cuando el sol está más alto. No obstante las horas de más calor suelen ser 3-4 horas después del mediodía solar (sobre las 5-6 pm).
Evolución de la temperatura en el Aeropuerto de Córdoba. Fuente: AEMET
  • Evitar que nuestras mascotas pasen demasiado tiempo al Sol, nuestra opinión es que un animal no debería vivir en el jardín y que debería compartir nuestro hogar como un miembro más de la familia. Dentro de casa existen también rincones donde incide el Sol durante el día, la solución es bajar persianas, correr cortinas y si no se puede evitar que nuestra mascota tome el Sol ponerle protección solar, si es un perro de pelo corto y blanco deberíamos ponérsela cada vez que este expuesto al Sol (la de humanos hipoalergénica sirve).
Paco mostrando su crema solar FP100, hipoalergénica Ecran Denenes
  • Evitar hacer mucho ejercicio físico, es cierto que los perros deben hacer ejercicio todo el año pero en verano se debe realizar en lugares frescos, con sombra y disponiendo siempre de agua fresca (fuente, una botella fría).
  • Cepillarlos correctamente, el pelo es la única protección que tiene la piel de nuestras mascotas frente a la radiación solar y las altas temperaturas. El objetivo de un cepillado debe ser siempre eliminar solo los pelos muertos que tienen nuestras mascotas.

Síntomas de un golpe de calor

  • No quiere moverse.
  • Respiración agitada y/o jadeos.
  • Vómitos y temblores.
  • Mareo y tambaleo.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
Kika acalorada y refrescándose en la sombra tras correr un poco (25 de mayo 2019)

¿Cómo aliviar un golpe de calor?

Es fácil de aliviar un golpe de calor, siempre que este sea identificado a tiempo, los consejos a seguir son los siguientes:

  • Rehidratar: Es muy importante reponer líquidos con agua fresca, también se deben reponer electrolitos pero no le deis bebidas isotónicas puesto que muchas llevan azúcar, una fuente natural de electrolitos puede ser el caldo de pollo siempre sin sal y frío o cualquier suero fisiológico que os recomiende el veterinario.
  • Aclimatar: Refrescar a nuestra mascota mojándole con agua fresca la cabeza, cuello y las patita.

Ante cualquier duda debemos siempre acudir a un veterinario, sobretodo si no conocemos al perro, por ejemplo si lo hemos encontrado en la calle.


Las patitas

Las patitas de nuestros perros están completamente desprotegidas, en verano la temperatura del asfalto alcanza más de 70°C dependiendo de la zona.

Anteriormente ya hemos comentado que se deben evitar los paseos en las horas de más calor, una forma de saber si no debes sacar a pasear a tu mascota es usando la “regla de los 5 segundos”, esta consisten en poner el reverso de la mano en el asfalto y si no logras aguantar más de 5 segundos esperar a que esté más frio.

El verano es una época en la que miles de plantas alcanzan las madurez fisiológica y por lo tanto se secan, es el caso de lo cereales de invierno como el trigo o la cebada.

Tanto la paja como algunos frutos ya secos pueden producir heridas en las almohadillas de nuestros compañeros peludos. Una de estas plantas es bien conocida por los ciclistas y se llama comúnmente abrojo (Tribulus terrestris), los frutos de esta planta tienen grandes púas que se clavan con tanta fuerza que son capaces de pinchar una rueda de bicicleta.

Es importante vigilar por donde pasean nuestras mascotas y revisarles periódicamente las almohadillas especialmente si cojean.

Existen bálsamos, tanto protectores como reparadores, así como diferentes tipos de calzado, los cuales deberíamos comprar si tenemos intención de hacer senderismo o largas caminatas.


Picaduras

Todos nosotros sabemos que una de las peores cosas del verano son los odiosos mosquitos. El problema va más allá de la simple picadura y el picor que esta provoca, puesto que los animales que pican a nuestras mascotas pueden actuar como vectores de enfermedades graves. Nuestras mascotas se enfrentan en esta época del año a varios enemigos:

Mosquitos

No hace falta presentarlos mucho, se trata de un conjunto de insecto de la familia de los dípteros. Normalmente cuando hablamos de mosquito nos referimos a Phlebotomus perniciosus el transmisor de la Leishmaniosis en perros o el virus del Nilo Oriental en humanos.

Hembra de Phlebotomus perniciosus (Junio de 2018) Blog de Desinsectador

Debido a que la fase larvaria de los mosquitos es acuática hay que tener especial cuidado si vivimos o estamos cerca de ríos, pantanos o zonas húmedas.

Garrapatas

Este arácnido de la familia de los Ixodoideas aunque conocido por la mayoría muchas veces es confundido con un insecto, la diferencia entre estas dos clases de artrópodos es que los insectos tienen 3 pares de pata verdaderas y los arácnidos 4 pares de patas.

Las garrapatas son ectoparásitos hematófagos, es decir un animal que parasita a su huésped desde fuera y que se alimenta de sangre.

Algunas garrapatas pueden transmitir en humanos enfermedades mortales como la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.

Garrapata en la mano Web: Desnivel

Las garrapatas se encuentran sobretodo en la hierba seca y en la paja, os lo cuenta una persona que se las ha tenido que que quitar tras trabajar en un campo de trigo. Por eso es importante que evitemos que nuestras mascotas entren en zonas de campo (cereal seco) o descampados con hierba seca donde estas pueden esperar durante meses un huésped adecuado.

Pulgas

Este pequeño insecto del orden de las Siphonapteras del mismo modo que las garrapatas es un ectoparásito hematófago. Las pulgas, del mismo modo que los mosquito y las garrapatas, proliferan más en primavera y verano, cuando la temperatura sube, también son transmisoras de múltiples enfermedades como el tifus o la peste y también algunas tenias (solitarias).

Las pulgas más comunes son:

  • Pulga común (Pulex irritans)
  • Pulga de los perros (Ctenocephalides canis)
  • Pulga de los gatos (Ctenocephalides felis)
Pulga en conejo Web: Expertoanimal

¿Cómo prevenir las picaduras?

La prevención es lo más importante, durante los meses en los que estos enemigos de nuestras mascotas tienen su mayor incidencia (de Mayo a Octubre) debemos tenerlos protegidos con pipetas y/o collares repelentes.

Poniéndole pipeta a Paco Instagram

¿Son todas las pipetas adecuadas?

No, hay que evitar escoger las que se compran en supermercados puesto que normalmente solo contienen aceites esenciales como la citronela o el geraniol. Aquellas que puedas comprar en el veterinario o en tiendas especializadas, estas normalmente llevan compuestos como permetrina, fipronil o imidacloprid y son fabricadas por empresas químicas (Bayer, Merial, Virbac, …).

¿Cada cuanto hay que ponerle pipeta?

Esto debemos valorarlo nosotros en función de la época del año.

Por lo general la protección de estas sustancias es de 3 meses frente a garrapatas y pulgas, sin embargo, frente a mosquitos es de 1 solo mes (Técnicamente 4 semanas). Es por esto que en los meses de verano y con el fin de proteger a nuestras mascotas de la leishmaniosis deberemos ponérsela cada 4 semanas y seguir siempre las indicaciones del prospecto.

Si planeamos un viaje a una zona dónde puede haber más mosquitos le podemos aplicar adicionalmente repelente de aceites esenciales 100% ecológico y apto para bebes.

Kika mostrando el repelente antimosquitos Pranarom

Síguenos en Instagram
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s